Guía Micológica   Ficha de especies  (José Cuesta y Jorge Jiménez)
 
Presione en la imagen para ampliarla
Macrolepiota procera
Macrolepiota procera (Foto: Javier Muñoz)

Macrolepiota procera
(Scop.) Singer 1948
 
Agaricus procerus Scop.1772
Agaricus annulatus Lightf.1777
Agaricus colubrinus Bull.1782
Agaricus antiquatus Batsch1783
Agaricus squamosus Vill. 1789
Lepiota procera (Fr.: Scop.) Quél.1821
Amanita procera (Scop.) Fr.1836
Mastocephalus procerus (Scop.) Pat.1900
Lepiotophyllum procerum (Scop.) Locq.1942
Leucocoprinus procerus (Scop.) Pat.1942
 
Popularmente:
E:Parasol, matacandelas, apagador / Vc:Galamperna jangarri,Aparnakeia/ Ct:Apagallums,Patinello,Cogomella / Gl:Cogordo,zarrota,patamela,chacote,monxos,Choupin,Pan de lobo,Choumelo / Fr:Lépiote élevée, coulemelle,Nez de chat/ Fl:Ukonsieni / S:Stolt fjällskivling / En:Parasol / Dan:Stor parasolhat / Ch:Bedla vysoká / Al: Parasolpilz / It:Bubola maggiora

 
DESCRIPCIÓN MACROSCÓPICA:
 
- Sombrero: Al principio, el sombrero tiene una forma muy característica, de rotación elíptica, oval, que evoluciona de cónico convexo a plano extendido. De gran tamaño, puede llegar a 30 cm. de diámetro en su madurez. Posee una cutícula fibrosa, de fondo blanco sucio y con escamas dispuestas radialmente, más numerosas y apretadas en el centro y de color marrón grisáceo. Tiene mamelón del mismo color o un poco más oscuro que las escamas. Esta cutícula, se separa de la carne fácilmente. Su margen es festoneado, roto y fibroso.
 
- Láminas: Libres, con lamélulas, de color blanco cremoso, anchas, blandas y apretadas. Sus aristas, flocosas o un poco aserradas, oscurecen muy levemente con la edad.
 
- Pie: Cilíndrico, recto, hueco, muy largo, de 15 a 40 cm. de longitud y no muy grueso, de 1 a 1,5 cm. de diámetro. Es fibroso, hasta el anillo de textura y apariencia leonada, con líneas perimetrales zigzagueantes marrón grisáceas, posteriormente hasta el sombrero liso, de color crema. El anillo, también muy característico de la especie, es doble, de color blanco en su parte superior y crema en la inferior y se desliza sobre el pie. En su base tiene un bulbo muy evidente.
 
- Carne: En el sombrero, blanquecina, algo elástica, delgada, con olor y sabor suave, a nuez, muy agradable. El pie es fibroso y poco consistente.
 
ESPORADA, QUÍMICA Y MICROSCOPÍA:
 
- Reacciones químicas: Con el guayaco la carne vira a azul verdoso. Con el fenol a marrón.
- Esporada: Blanquecina.
- Esporas: Elipsoidales, grandes, lisas, de 15-20 X 10-12 µm. no amiloides. Se aprecia un poro germinativo.
- Basidios: Tetraspóricos
- Cistidios: Claviformes.

 
ECOLOGÍA:
 
- Especie muy común, fructifica en casi todos los hábitats, fundamentalmente en claros de bosques, pastizales o bordes de caminos. Aparece individualmente o en grupos, a veces numerosos.
 
Presione en la imagen para ampliarla
Macrolepiota procera
Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)
Presione en la imagen para ampliarla
Macrolepiota procera
Macrolepiota procera (Foto: J.A. Jiménez)
Presione en la imagen para ampliarla
Macrolepiota procera
Macrolepiota procera (Foto: Javier Muñoz)
Presione en la imagen para ampliarla
Macrolepiota procera
Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)

 
COMESTIBILIDAD:
 
- Excelente comestible. Solo se aprovecha el sombrero, ya que se debe desechar el pie por su consistencia fibrosa. Tradicionalmente ha sido poco valorada, apreciación que afortunadamente ha cambiado. Su aspecto, elegante en su forma, pero con colores discretos y apagados, llevó a la errónea idea de que era tóxica.
 
CONFUSIONES:
 
- Se puede confundir con otras macrolepiotas comestibles:
  
  • Macrolepiota mastoidea (Fr.) Singer, más pequeña y con un mamelón mucho más puntiagudo y apreciable.
      
  • Macrolepiota excoriata (Schaeff.) M.M. Moser, también de menor tamaño, tiene un sombrero con menos escamas en especial en el perímetro. La central es grande se rompe radialmente en forma estrellada.
     
    - Se debe de tener cuidado con las Macrolepiotas del subgénero Laevistipes, con carne blanca que enrojece, hoy incluidas dentro del género Chlorophyllum:
      
  • Chlorophyllum rachodes(Vittad.) Vellinga., ligeramente más pequeña, sin decoración en el pie, progresivamente bulboso y que enrojece al corte. Es la antigua Macrolepiota rachodes (Vittad.) Singer. Tradicionalmente considerada como buen comestible, hoy es sospechosa por su dificultad de determinación.
      
  • Chlorophyllum brunneum (Farl. & Burt) Vellinga de sombrero con escamas marrones sobre un fondo claro, un pie abrutamente bulboso y anillo simple de color marrón en su parte inferior. Es el nombre actual de las Macrolepiota rachodes var. brunnea (Farl. & Burt) Candusso, Macrolepiota rachodes var. bohemica (Wichanský) Bellù & Lanzoni, Macrolepiota bohemica (Wichanský) Krieglst. y Macrolepiota rachodes var. hortensis (Pilát) Wasser. Tóxica.
      
  • Chlorophyllum olivieri (Barla) Vellinga, antigua Macrolepiota olivieri (Barla) Wasser que tiene el sombrero con las escamas y el fondo de color gris-marrón. El pie ligera y progresivamente bulboso. Sospechosa de toxicidad.
     
      
  • La Macrolepiota venenata Bon, actualmente está considerada la misma especie que la Chlorophyllum brunneum (Farl. & Burt) Vellinga. Es una especie tóxica.
     
      
  • Por último el Chlorophyllum molybdites (G. Mey.) Massee, de láminas progresivamente verdosas por el efecto de la maduración de sus esporas. También tóxica
     
    - También hay que comentar su parecido con Lepiotas posiblemente tóxicas, todas ellas mucho más pequeñas, como la Lepiota clypeolaria(Bull.) P. Kumm., o la Lepiota cristata (Bolton) P. Kumm. Realmente parecen una reproducción en miniatura (4 o 5 cm.) de la Macrolepiota procera.
     
    - Por último se podría, difícilmente, confundir con la tóxica Amanita pantherina (De Candolle.: Fries) Krombh., de color marrón, con escamas blancas y anillo membranoso.
     

    Macrolepiota procera

    Macrolepiota procera

    Macrolepiota procera
    Algunas de las características de la M.Procera: dibujo leonado y zigzagueante del pie , vistoso bulbo, anillo doble y movil.
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)

     
    COMENTARIOS:
     
    - Sus numerosos nombres populares atienden a sus formas características. Cuando son jóvenes, cuando el sombrero está cerrado, asemejan baquetas de tambor, y cuando son adultas, a sombrillas.
     
    Durante mucho tiempo fue conocida y clasificada dentro de las Lepiotas, como Lepiota procera(Scop.) Gray, desplazada posteriormente al género Macrolepiota por su tamaño. Anteriormente, en su primera clasificación (1772) se le conoció como Agaricus procerus Scop., y antes de clasificarla como Macrolepiota, se la incluyó dentro del género Lepiotophyllum como Lepiotophyllum procerum (Scop.) Locq. Actualmente el nombre aceptado es Macrolepiota procera (Scop.) Singer.
     
    Su nombre científico proviene del latín "procer", alto, por su gran porte.
     
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Javier Muñoz)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Fernando Rey)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: J.A. Jiménez)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Teresa Carreño)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Antonio G. Tabernero)
    Presione en la imagen para ampliarla
    Macrolepiota procera
    Macrolepiota procera (Foto: Teresa Carreño)

  •  

    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera
    Presione en la foto para cerrar (x)
    Macrolepiota procera